Colores y Acabados

Mate, satinado, brillante... todos los acabados de pintura son parte integrante del color.

Dependiendo de la superficie de la pintura, la luz no actuará de la misma manera, reflejándola o absorbiéndola. Es una cuestión de reverberación.

 

 

La luz penetra en una pintura de acabado mate para fundirse en ella y sumergirse, absorbida en su totalidad, mientras que se reflejará en una superficie brillante, igual que una imagen en un espejo.

Un negro mate nunca será, pues, igual que un negro brillante. El brillo le da un resplandor gratificante y favorecedor, mientras que el mate profundo le proporciona de serenidad y profundidad.

Lograremos siempre un bello equilibrio jugando con asociaciones del mismo color en acabado mate / brillo, provocando así un contraste con elegancia.

Con las dimensiones sensoriales del tacto y la apariencia, la elección del acabado de tu pintura es, pues, esencial. Y eso sin mencionar la utilización o las visitas a lugares, allá donde el acabado satinado siempre aporta una gran comodidad de uso y facilidad de mantenimiento ....