Juego de volúmenes

Es fácil jugar con los colores para aumentar o disminuir el volumen de un espacio: techos, paredes, puertas y molduras, todo vale para organizar la puesta en escena de la habitación a pintar y rectificar su volumen.

 

Un techo demasiado alto o demasiado bajo podrá ser compensado fácilmente mediante un color claro, para darle altura u oscuro para tener una sensación de "bajar" la altura de la habitación.

 

Una habitación pequeña será más interesante si sus paredes y techos son tratados con la misma pintura, ligeramente coloreada, sin recurrir a la solución tradicional de techo blanco / paredes de color.